imagen099

Antes de la actuación deambula por la sala, charla con algún desconocido y pide algo al camarero. Parece una extraña liturgia que repite muchos jueves en Malevaje. Pero hoy es especial, estrena material nuevo y se le nota algo nervioso. Tiene mucho que ver con la forma de preparar sus monólogos “decido el tema y va creciendo, hay mas de improvisación que de parte preparada”.

Pepe Céspedes pertenece, junto a Paco Calavera, a una nueva generación de humoristas almerienses que actuan en la “liga de las estrellas” que es Paramuont Comedy. Como debutante la experiencia “fue rara, porque es mas artifical, esto es mas honesto”.

Ante cierta mediocridad en la oferta cultural almeriense el trio formado por Calavera, Labordeta y Pepe Céspedes son un oasis en pleno desierto, un soplo de aire fresco que confirma que existe una nueva generación. Aunque el, modestamente,  no piensa lo mismo “Fernando y Paco, porque yo llegué mucho después. Ellos han generado un caldo de cultivo muy grande. Han conseguido que vengas a Malevaje un dia a las 23.30 y no se quepa. Lo que esta ciudad les debe no se lo van a dar nunca”. Pero está claro que la alargada sombra de Calavera y Labordeta no le ha influido, sus propuestas están alejadas entre sí en las formas y confluyen en el fondo. La fina capa del humor no oculta altas dósis de crítica. “Yo llegué mas tarde, tenía mi grupo de música (Los Mataría) y luego me gustó esto porque me permite decir cosas y meterme con quien quiera.”

Sus historias están plagadas de las mas variopintas costumbres almerienses y contínuas referencias locales. Tras esto surge la duda de si adaptará sus monólogos cuando actúa fuera de Almería. “No, lo local es universal, los lugares comunes son fundamentales. Aunque hay referencias locales que quito como el “Mini Bar” o “El Calzada”. El humor, en definitiva, es universal”.

Pepe Céspedes es habitual del Malevaje y de otros locales. Está en contra de esa creencia que afirma que en Almería hay pocos locales y espacios escénicos. “Esa es una de las grandes mentiras de Almería. Aquí hay mucha vida cultural, hay locales que están haciendo cosas. En Palma de Mallorca, donde estuve viviendo unos años, había 3 locales con 100 personas viendo café-teatro y aquí cada jueves hay 500 personas. Es un mito y todo se debe a Calavera y Labordeta”.

Las referencias a Calavera y Labordeta son constantes. Como el futbolista que asciende al primer equipo y admira a las estrellas que ha visto tantas veces, aunque tiene otras influencias como “Monty Python o Berlanga, sobre todo “Amanece que no es poco”. Pero aclara “no hago humor, soy muy “yo” en el escenario”.

Como otros artistas e intelectuales almerienses los circuítos oficiales no cuentan con ellos y la idea de disponer de algún pequeño teatro como el Apolo se antoja imposible ya que “los políticos están alejados de la gente, hacen cosas que no llenan. El Apolo debería ser un sitio que la administración pone al servicio del ciudadano, sin pedir nada a cambio.” Aunque no hay mal que por bien no venga, las bondades del circuito independiente son muchas. Esto es independiente, yo puedo venir aquí y decir lo que quiera de quién quiera y el Apolo debería ser eso. Fuera de los circuitos oficiales se vive mejor, hay mas libertad y hemos conseguido que dedicándote a esto ganes dinero. Eso permitirá que esto se mantenga a flote.

Pepe es diferente al resto de monologuistas y lo demuestra cada noche. Su número musical es buena prueba de ello. Con la intervención del público improvisa una serie de canciones que ponen el punto y final a una actuación fabulosa. Oyéndole cantar parece que uno está ante un discípulo de Albert Pla. “Soy fan suyo, pero el número se parece mas a Moncho Borrajo, el hacía lo de la improvisación musical”. Pero sus inicios musicales tienen un pasado bastante “canalla”. “Eso viene de los botellones. Aprendí a tocar la guitarra solo, con un par de acordes y como no sabía ninguna canción me las tenía que inventar. Es una de las cosas que mas le gusta a la gente”.

Su actuación ha acabado y su público de Malevaje le regala un caluroso aplauso. El material nuevo que traía no solo vence sino que convence. Pepe Céspedes es esa sonrisa que te asoma el viernes por la mañana cuando te acuerdas de lo bien que te lo pasaste la noche anterior, por mucho que hayas trasnochado.

Pepe Céspedes actúa muchos jueves en Malevaje Alcohol Club, en la calle Dr. Aráez Pacheco (Almería) a partir de las 23h.

Anuncios