Hace varios meses que el Ministro de Industria Miguel Sebastián afirmó, a propósito de la bajada del precio del barril de petroleo, que se necesitarian 2 meses para que esa bajada del precio del crudo llegara a los consumidores en el precio del carburante.

El pasado mes de Julio el barril Brent, de referencia en Europa, costaba 147$ y el litro de carburante aproximadamente 1.2€, ahora con el barril en el entorno de los 46$ (con un cambio euro-dólar similar al de entonces, hoy se cambia a 1.426) el litro no baja de los 8.8€/l. A mi no me salen las cuentas, lo mire por donde lo mire…

Sebastián aseguró que el Gobierno ejerce “estrecho control” sobre las actividades del mercado de combustibles para velar por que la competencia y la transparencia imperen en los procesos de formación de precios y, en el caso concreto de los carburantes, para que se repercutan las caídas del crudo “sin retrasos injustificados”. “Sin embargo, no debemos confundir a la ciudadanía afirmando que los combustibles tienen que bajar en la misma proporción”, dijo.

¿Que justificación me da ahora Sr. Sebastián? ¿Podemos afirmar ahora, sin temor a equivocarnos, que las petroleras pactan precios para no bajarlos  debido a una demanda menor? El plazo de 2 meses ha acabado y no hay excusa para que la fiscalía no intervenga de oficio.

Entre las petroleras y tú, que constantemente las justificas, me estáis tomando el pelo, y por desgracia ya me queda poco…

(Si queréis ver el caso que nos hace la clase política valga este vídeo italiano como metáfora, dura muy poco y recomiendo verlo hasta el final.)

Anuncios