Hay días que te puedes levantar encabronado de la cama porque la noche anterior discutiste con tu mujer, porque tienes resaca, porque tu equipo perdió o por falta de sexo, vete tu a saber. El caso es que estas cabreado con el mundo y eso puede hacer, por ejemplo, que trates de cuestionar cualquier tema de sobra demostrado y te pongas a negarlo todo: la teoría de la evolución de Darwin, el Holocausto, la ley de la gravedad, que los Reyes son los padres o lo que te venga en gana porque estas resentido y tienes que hacerte oir para que todo el mundo se entere.

Llegado el momento si viene un tío, que está tan quemado como tú, y te trae un libro que niega el cambio climático pues vas y se lo publicas pero como no estás contento del todo también se lo presentas y haces la gracia completa. ¿Parece descabellado, verdad? Pero cuando Aznar se apunta al negacionismo del cambio climático y presenta un libro del tema en cuestión pues la cosa ya no parece tan loca ni tiene tanta gracia.

Mas información acerca del cambio climático aquí.

Anuncios