Almería está de Feria, con sus farolillos, su recinto ferial y esas cosas que a uno le hacen saber que la ciudad está celebrando sus fiestas. Este año el Ayuntamiento (PP) nos ofrece una pobre y mediocre propuesta cultural compuesta por conciertos de la “talla” de El canto del loco, Manolo García o Hanna (¿?). Cartel este propio del mejor pueblo, en el sentido peyorativo de la palabra, solo falta Mª Jesús y su acordeón (por cierto concejala del PP en la provincia de Alicante), paellada popular o un encierro por el Paseo de Almería.

El alcalde de “mi pueblo”, el Sr. Luis Rogelio Rodriguez, ha sacado un bando recordándonos normas de conducta y hasta de vestir con el fín de dar buena impresión al turista que venga a visitarnos estos dias. ¿Pero está legitimado el alcalde para hablar de civismo? El mismo que invita para dar el pregón de la Feria a un matador de toros. ¿Que es lo que tiene que venir a contarnos esta persona a nosotros? ¿Existe algo mas incivico que el maltrato animal? Sí, la caradura que hay que tener para ir dando lecciones de conducta a los demás.

Desde aquí propongo que para años sucesivos no nos ofrezcan una programación cultural pensando en que somos todos iguales y que el turista que nos visite vea que Almería es una ciudad moderna y que ha eliminado la supuesta “Fiesta Nacional” del programa de sus fiestas. Será entonces cuando me sienta orgulloso de la Feria de mi ciudad.

P.D.: Dejo para otra corporación municipal que se desligue de la Iglesia, a estos los doy por perdidos.

Anuncios